LOS BUENOS RESULTADOS NO SON CASUALIDAD

Una clínica veterinaria bien administrada cumple los siguientes criterios:

  • Los pacientes son lo primero.
  • La clínica funcionan eficientemente.
  • Los propietarios de la clínica disfrutan ejerciendo medicina veterinaria.
  • Los propietarios de la clínica fomentan una cultura de respeto.

En clínicas veterinarias con fuerte liderazgo, diferentes miembros del equipo también tomarán un rol de liderazgo, mientras que en clínicas con un liderazgo más débil, el gerente de la clínica o el dueño siempre tendrán este rol solos, recibiendo todos los golpes, terminando cada día estresados, agotados y con pocos resultados.

«Se necesita un líder para conocer a un líder, desarrollar un líder y mostrarle a un líder.»

Autor John Maxwell.

Aprenda más sobre estos temas en los cursos del A&M.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *